Necesitamos más mujeres para ser más innovadorxs

14.10.2014
Los datos del Centro Nacional de la Mujer para la Tecnología de la Información (NCWIT) muestran que sólo el 18% de lxs graduadxs en informática en Estados Unidos son mujeres, lo que propicia el dominio masculino en Silicon Valley.

El miedo al fracaso, los estereotipos culturales y la falta de confianza, son algunos de los factores que explican la escasa presencia femenina en el mundo de la alta tecnología, según la directora de Investigación de Microsoft, Rane Johnson.

Los datos del Centro Nacional de la Mujer para la Tecnología de la Información (NCWIT) muestran que sólo el 18% de los graduados en informática en Estados Unidos son mujeres, lo que propicia el dominio masculino en Silicon Valley.

En Google, por ejemplo, solo el 17% de lxs empleadxs son mujeres, una situación que se repite en Twitter, Apple, Facebook y la propia Microsoft.

Diversidad y competitividad

“Todxs nos criamos de forma distinta, en lugares distintos y en función de cómo crecimos y aprendimos nuestra forma de plantear preguntas es distinta”, afirmó la ejecutiva de Microsoft, quien cree que el tener más mujeres, y en general equipos más diversos, “permite innovar a otro nivel”.

“Y ese es el motivo de que yo tenga el maravilloso cometido de incrementar el número de mujeres y grupos infrarrepresentados en el campo de la investigación, la ciencia, la ingeniería y la informática”, explicó Johnson, quien ha centrado su energía en estimular el interés de las adolescentes y universitarias en la programación.

Para lograrlo ha tratado de entender primero por qué las niñas tienen menos interés en ese campo y qué lleva a muchas jóvenes a tirar la toalla tras empezar sus estudios informáticos universitarios. Johnson entrevistó a unas 600 jóvenes.

Algunos son solo mitos

“Las niñas me comentaron cosas como ‘cuando hay un problema tecnológico en casa, el teléfono móvil no funciona o internet no funciona, mis padres siempre le preguntan a mi hermano cómo arreglarlo y no a mí, y luego mi hermano viene y me pide que lo ayude y después él ayuda a papá y mamá”, dijo Johnson.

“Sabemos, por supuesto, que lxs xadres no quieren desanimar a sus hijas y es algo que tiene que ver con estereotipos del pasado que hace que nos salga de manera automática el preguntar a nuestrxs hijxs”, insistió.

Mencionó que entre los motivos desalentadores para las jóvenes figura también el que los primeros años de estudios de informática son muy abstractos, el trabajo es a menudo individual e involucra fracasar muchas veces.

Además, las jóvenes de hoy en día quieren tener un impacto y durante esos primeros años de educación no entienden que se pueden resolver muchos problemas con la tecnología.

Para lograr que las niñas, adolescentes y universitarias pierdan el miedo a programar, descubran que no es algo abstracto y se sientan inspiradas por otras chicas como ellas, Johnson creó una competencia informática internacional exclusivamente femenina.

La segunda edición se celebró de forma consecutiva durante un fin de semana de abril en 50 localidades de 11 países con la participación de 2.500 mujeres.

Por lo demás, Johnson considera “crucial” el cambiar el mensaje y hablar del impacto que pueden tener las mujeres si persiguen una carrera en informática.

Más campo laboral para todxs

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos calcula que para el año 2020 habrá más de 1,4 millones de trabajos relacionados con el campo de la computación, pero al ritmo actual sólo se podrán cubrir un 30% de esas plazas con licenciadxs universitarixs estadounidenses. 

Google es otra de las empresas que trata de reducir la disparidad de género, con el lanzamiento en junio pasado de la iniciativa “Made with code”, que destinará 50 millones de dólares a incrementar el número de mujeres programadoras (Fuente: Vanguardia). 

© Copyright 2011 - Ragcyt